Entrada etiquetada ‘molinar’

Mujeres en bici

07

05 2010

Sentado, con mis perros y una caña en la mano, en la terraza del Aguamarina en el Molinar, tuve un momento de lucidez divina y espiritual. Tras unos momentos de observación/visión masculina y casi machista, pude darme cuenta de que el ochenta porciento de los ciclistas paseantes que por allí pasaban eran mujeres, de todos los tipos y condiciones. Y volví a tener otra revelación/cuestión, ¿por qué predomina la mujer en bicicleta sobre el varón varonil? ¿hey?, pues creo que es por la misma razón que una mujer rara vez se compra un super coche con catorce airbags, stop and go, faros de xenon, frenos de disco cerámicos y tracción a las cinco ruedas (la de respuesto también). Porque son sencillas y prácticas, porque dedican sus esfuerzos a cosas más funcionales y menos vanales, como una bicicleta. Nosotros, en cambio, necesitamos que sea grande y con muchos chips y lucecitas, para que luego no podamos ir ningún sitio por miedo a que nos lo roben o nos lo rayen.

A la mujer le importa un rábano que la máquina no sea de última generación. Ellas disfrutan más el monento, el instante, el aire que respiran, aunque seguramente tienen todo lo que les rodea sobradamente controlado (llevan ojos en la espalda, lo he comprobado).

Para ellas las normas son obviedades absurdas que los machotes imponemos. Ellas circulan de una forma más fluida y sensual que nosotros, son más respetuosas y sobre todo, no echan carreras para ver quien llega antes… o la tiene más grande (la bici).

Foto: domibrez. Música: Penélope (Joan Manuel Serrat)

Paleto de NY.

30

04 2010

Parece ser que por fin han vuelto las oscuras golondrinas. El anticipo de verano que tenemos, ha logrado despertar de su invernal letargo a las bicicletas de la ciudad. De repente, con el olor de las florecillas y la alegre letanía de los pajarillos, las invernantes máquinas han decidido dejar sus gélidos balcones y lúgubres cocheras para dar paso a la luminosa primavera (la auténtica, no la del Corte Inglés). Ahora que las tardes se hacen largas y los árboles comienzan a ensayar sus proyectos de sombra, es el momento de adecentar las máquinas de los esporádicos usuarios y comprobar en sus propias piernas las bondades del carril bici palmesano.

Por este carril, ayer me acerqué con mi bici, al museu d’art modern i contenporani de palma Es Baluard, allí se inauguraba una exposición de fotografía (?) del genial e idolatrado, al menos por mí, Lou Reed. Yo nunca lo había visto en persona, nunca he asistido a ninguno de sus conciertos, pero flipé en colores con el mayor engreído de todos los tiempos. Menudo (de pequeño) personaje, menudo (de pequeño) fotógrafo, la próxima vez, le va ha esperar su… mánager. Comprendo que puede ser agobiante estar entre tanta gente, pero con sus 68 añazos, debería ser más normal, no anormal, aburrido, prepotente y perdona vidas. Lou estaba aburrido y logró aburrirnos. Desde ahora, Lou, no serás más que un paleto de NY.

En fines, no hay nada que no arregle una caña en el Molinar, al lado del mar, de mi bici, y viendo como los niños, despreocupados porque el hombre del saco ya se ha ido, corretean entre la escollera y el mar.

Foto: domibrez / Música: Perfect day (Lou Reed)

PD. Fran de Bimont ha organizado, para el día 15 de mayo, el primer encuentro BROMPTON en Mallorca. Un recorrido en Brompton por parte del casco antiguo de Palma y la franja marítima…