Usando el viento

Siempre hablo del viento como algo molesto y realmente es lo único que en la bici nunca da por el culo, siempre da de cara.

El viento es ese enemigo invisible que te frena aunque lo intentes esquivar poniendo caras, pedaleando más fuerte, subiendo piñones, cantando (técnica real, o más bien moral). El truco está en dejarte llevar y poner tu libertad en sus manos, que él sea el que dirija tu fátum. Te sorprenderás por los caminos que el viento elegirá.

El pasado domingo conecté la opción “viento” en mi bici y saliendo de casa, siempre soplando de cara, me encaminé a Palma. A la altura de Son Pax el viento me hizo girar a la izquierda (menos mal) y me fue conduciendo hasta un lugar raro raro. Lo llaman Sa Possessió, un lugar donde los “vestidos de blanco” aun no lo han descubierto. Un sitio de poca luz que huele a fiesta de verbena, a chiringuito sencillo sin pretensiones.

Al lugar se accede por un camino bordeado de viejos cipreses para dar a una imponente edificio datado del sigo XVII. En el interior te encuentras un primer patio con un pequeño escenario donde DJ’s o grupos musicales realizan sus cantinelas. Después pasamos al antiguo jardín de la casa donde se sitúa un mercadillo de verdaderos artistas y artesanos. Un ejemplo sin más: Tacet Arts.

Puedes beber, comer y bailar sin ser visto, sin que te miren, sin mirar tu. Puedes hablar y escuchar, sentarte o estar de pie, entrar o salir sin que nadie te mire mal y, sobre todo, puede llevarte allí tu bici y el viento.

DSC04678

Foto: domibrez Música: Candy Girl por The Four Seasons

Acerca del autor

Domiciano Brezmes de León

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://www.domibrez.com

09

07 2013

1 Agregá los tuyos ↓

El comentario superior es el más reciente

  1. 1

    Muy bueno, lo único que nunca da por el culo en la bici es el viento, que gran verdad.

    Y cuando vas pensando, bueno pues aunque ahora me esté dando de cara por lo menos a la vuelta lo tengo a favor, y llega la vuelta y sigues igual…