El lobo acecha a la Pastora

Una mañana de mayo de un día cualquiera, bajé por última vez con mi bici “laboral”. Había una luz especial, el aire estaba quieto como un gato a punto de saltar sobre su presa. El camino despejado por una vez de viandantes, todo-terrenos y repartidores que están trabajando (los demás estamos de ocioso paseo). Nada hacía presagiar que esa mañana tan generosa iba a repetirse la desagradable experiencia del robo de mi querida bici.

Seguro que podéis pensar que soy un desastre, si podéis, pero os aseguro que había puesto todo el interés en que no volvieran a robar, por segunda vez, mi maravillosa máquina. Está claro que las técnicas avanzan en paralelo y lograron reventar la “pitón” del la bici delante de la puerta del periódico a media mañana y cuando la brisa aun no había aflorado. En fin, la experiencia es un grado y el disgusto ha sido algo más pequeño (si cabe).

Como yonki buscando su jeringuilla, rápidamente empecé a fabricar otra bici “laboral”. La Razesa, que había comprado hacía escasamente una semana, me servía para tal propósito. Era una talla 60, un tamaño difícil de encontrar y a partir del cual me puse a trabajar. Quito ruedas, cubiertas, manillar, puños, tija, sillín, manetas, cadena y cables y la dejo completamente desnuda. Pulo, limpio y doy esplendor con una pintura negra con escogidos toques de cobre en alguna de sus partes. Pongo cubiertas, luego las ruedas, manillar, puños, tija, sillín, manetas, cadena y cables.

Todo está dicho y hecho, levanto la sábana y ¡alejop!, aparece mi nueva compañera de trabajo. LA PASTORA.

Foto: domibrez / Música: Pops Staples – Down In Mississippi

Acerca del autor

Domiciano Brezmes de León

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://www.domibrez.com

23

05 2011

10 Agregá los tuyos ↓

El comentario superior es el más reciente

  1. Javeusk #
    1

    No llegan a lobos. Robar bicis no tiene ninguna épica, ni ninguna maldad especial, ni ningún riesgo añadido. Será comprensible, mas aburrido. Lo destacable es que te han exigido “adaptarte”, tal como lo hacen los lobos cuando la nieve cae dura y los tiros vienen locos.

  2. Warp #
    2

    ¡Domibrez Fénix!

  3. winterssj #
    3

    Hola,
    Lamento el robo, pero a estas alturas ya deberias saber que las piton, NO son la mejor opción para proteger tu bici.

    En Internet hay información extensa sobre nuevos sistemas.

    Saludos de otro que va al trabajo en bici.

  4. 4

    Si winterssj, y eso me da más rabia. Soy así de confiado.

  5. Warp #
    5

    Hoy mismo he visto una Brompton atada con cadena (ni siquiera era una pitón) a una verja en el exterior de mi oficina.

    Quién sabe por qué alguien se compra el Rolls de las plegables, que puedes llevarte puesta a todas partes -yo lo hago, ahora mismo descansa al lado de mi mesa de trabajo, soportando los chascarrillos de compañeros que la comparan a una sillita de ruedas-, para abandonarla a su suerte con una mísera cadena. Supongo que la persona piensa que esa zona está repleta de gente y que nadie irá a cortarla.

    Yo no lo pensaría ni atado (aunque fuera con una cadena).

    Qué poco amor por una bici. Más que un artefacto, una compañera. Es como tener tu propio R2-D2: habla y no lo entiendes, pero confías en él.

    Ayer mismo esperaba a mi compañero de fatigas en el cruce de Balmes con Verdaguer cuando el sol caía a plomo, oyendo a un usuario de la bici pública cómo le decía a otro “Vámonos a enajenar bicicletas de 3.000 euros”. La prosodia no ocultaba el hecho de que hay un negocio detrás. Lo decía mirando la mía, que no cuesta 3.000€, pero a este amigo de lo ajeno no parecía importarle.

    No quiero ni imaginar el escalofrío que sentiste al no verla allí, en su sitio, esperándote como un perrillo fiel, meneando el rabo de felicidad al verte de nuevo. No quiero imaginar el estómago encogido como una bola de plomo, la angustia, la impotencia, la rabia…

    No quiero sentir eso nunca, por eso lamento mucho lo que te ha sucedido.

    Pero siempre acabas resurgiendo, como un fénix 🙂

  6. 6

    Hola Warp, ya te había entendido.
    Hoy mismo hablé con el administrador de mi empresa para que nos dejase un lugar (que lo hay) para guardar las bicis de los compañeros que venimos a trabajar en ellas, la respuesta fue contundente… -Esto son oficinas, no un párking. Acto seguido empezó a hacerse el gracioso con el tema del robo de mis bicis. Ahora la ato con una cadena de acero que en principio es lo más seguro que hay (?).
    Esta semana me han sacado una muela (sana) por un quiste… es otra historia, y te puedo jurar que duele menos que el robo de la bici.
    Gracias por tu apoyo.

  7. 7

    Hola amigos. Dejemonos de tonterias.
    Nos gastamos el dinero en una bici, no solo por el tema de la salud y la polucion, si no porque nos sale mas barato que ir en coche.
    Luego resulta que nos la roban y aqui no ha pasado nada. Las roban todas en todas partes y a todas horas. Para colmo nos sale la valiente Calvo y se gasta un dineral en proporcionarnos unas bicicletas que ni nos gustan ni hemos pedido. Eramos pocos…y encima nos las alquila.
    Vamos a dejar los insultos…
    Queremos ir en bici. En “nuestra” bici. Queremos politicos buenos que ataquen problemas reales. Que ataquen la delincuencia y se dejen de carriles para bicis. Lo primero es lo primero.Y que se metan su coche oficial por donde no les quepa.

  8. Cazurro de León #
    8

    Yo la ato con una sirga y de momento todo bien, con la bici me han regalado un candado en U,de unir la rueda de atras al cuadro, pero llevo 6 meses intentando ponerlo… De todas formas por si os interesa, cuando pasas por el carril bici del maritimo, enfrente de Titos mas o menos sobre las 20:30, al llEgar al final hay varias bicicletas atadas con precios, y nuevas no son, yo no se la procedencia, pero si os roban, ir a mirar alli no estaria de mas…

  9. 9

    Gracias Cazurro, iré a echar una miradina.
    La primera que me robaron, la vendieron en “LA GRAN OPORTUNIDAD”, una tienda de segunda mano en las Avenidas. El chico que la llevaba tenía factura y número de serie del cuadro de la bici. La policía dijo que no podían hacer nada.
    Gracias y saludos.

  10. Hola #
    10

    Pues mira, conozco a un chico, buen chico él, al que han robado la bici ocho ¡ocho! veces. La penúltima era una preciosidad, la última ya la compró de segunda mano y es la que más le está durando, ahora, al fin, que el chico ha puesto todos los medios, como un buen candado y algo más de cuidado. Es muy confiado, y está claro que no se puede ir por la vida pensando que to el mundo es bueno.
    Saludos.
    Me ha interesado tu blog porque me gustan las bicicletas y creo que todos deberíamos desplazarnos en este medio de transporte. Yo siempre que puedo lo hago. Saludos otra vez.