“Torre / 1956” in memoriam

01

11 2010

Día de difuntos, de muertos olvidados. Nunca he creído en el cielo ni en la eternidad de las almas y después de venir del campo sagrado… creo aún menos.

Hoy era buen día para coger la bici, la cámara y retomar un antiguo camino que hacía a diario para ir al periódico, antes de que existiera mi amado carril bici. Esta ruta me llevaba por la carretera de Sóller hasta la vieja prisión donde me desviaba hasta el Carrefour para cruzar hacia la bajada del cementerio. Todas las mañanas atravesaba este sacro lugar, paraba si el tiempo me lo permitía y escuchaba el silencio despoblado. Cada día recorría una calle y escudriñaba los cientos de nombres y fotos de las almas que allí reposaban. Fue entonces cuando descubrí la tumba de aquel hombre semi olvidado con su cara rota (Torre / 1956).

Hoy era día de visitas a los muertos, de ramos de flores, de gitanos exuberantes y de olvido en el limbo de la memoria. Entre miles de lápidas tapadas por sus flores había pequeñas caries despobladas de recuerdo y entre todas ellas me enganché a una. Era joven y apuesto, era un ser querido (entonces), si era otra vez él, “Torre / 1956”. Seguía hay quieto, roto y olvidado. Sin una triste flor ni una mano que limpiara su desvencijada tumba. Su cara rota me mira como desde un agujero con ojos de bondad y tristeza. Y no lo pude resistir, no limpié su tumba, ni la recoloqué, ¿para qué? a él no le hubiera servido de nada y a mi tampoco. Lo único que se me ocurrió es hacerle esta foto y pegarla en este blog. Y pienso que por unos efímeros instantes o quizás para siempre, “Torre / 1956”, será eterno.

Foto: domibrez / Música: Obus – Cualquier Noche Sale El Sol

Acerca del autor

Domiciano Brezmes de León

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://www.domibrez.com

2 Agregá los tuyos ↓

El comentario superior es el más reciente

  1. Javeusk #
    1

    Bellos fragmentos. Éste (me resisto a quitar la tilde) del blog y del día en el cementerio. Ése de la buena fotografía, gráfica y estética. Aquél el del comentario acerca de una hombre que fue, que seremos, que habremos sido. Es lo bueno del movimiento pausado, con bici o sin ella; con cámara o sin ella. Pero siempre con la mirada puesta en lo “otro” y, por tanto, en lo nuestro.

  2. Javeusk #
    2

    Bellos fragmentos. Éste (me resisto a quitar la tilde) del blog y del día en el cementerio. Ése de la buena fotografía, gráfica y estética. Aquél el del comentario acerca de un hombre que fue, que seremos, que habremos sido. Es lo bueno del movimiento pausado, con bici o sin ella; con cámara o sin ella. Pero siempre con la mirada puesta en lo “otro” y, por tanto, en lo nuestro.