La indecisa

09

11 2010

Érase una vez un bicicleta abandonada en un cuarto muy oscuro, tan oscuro que solo podía entrar allí el “hombre negro”. Fue una mañana, de mañana, cuando paseando con mi bici cerca de la casa del cuarto oscuro, aquel “hombre negro” sacó a la luz aquella bicicleta en estado deplorable de suciedad y podredumbre. Me acerqué a él y pregunté lo que iba a hacer con ella, sin más miramientos y en frío, me sugirió un precio y después de un pequeño regateo de tuya/mía y no me creo nada, me hice con aquella desventurada.

Me pasé horas mirándola, no había por donde meterla mano. Me arrepentí varias veces de haberla comprado, pero tenía algo que me llamaba la atención. En origen era de color dorado y alguien la puso boca arriba y la pinto de rojo con sus brochazos y chorretones. Decidí entonces borrarle toda huella de sus antiguos amos y la desnudé completamente hasta llegar al puro hierro. Fue entonces cuando… seguía sin saber que hacer con ella.

Pasó el tiempo y recibí una llamada de Andrés, un músico que llevaba tiempo pensando en que le hiciera una bici, pero no sabía aún como la quería. Andrés me enseñó fotos y más fotos de lo que no tenía claro hacer, dudaba entre el verde o el dorado, entre el marrón o el rojo. Tampoco tenía clara la mecánica de la bici, con frenos o  con freno contrapedal y un solo freno delantero, o no. El sillín podía ser de cuero marrón o tono miel hecho a mano o sin mano…

Estaba claro que aquella bici, “La Indecisa”, había encontrado a su verdadero dueño. La compenetración fue instantánea, se miraron y se amaron… o no.

Fotos: Andrés Ballinas / Música: R.I.O – Shine on(Radio Mix)

Acerca del autor

Domiciano Brezmes de León

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://www.domibrez.com

5 Agregá los tuyos ↓

El comentario superior es el más reciente

  1. Carlos #
    1

    Todavia no he decidido si me gusta tu post 😉 pero creo que sí… ¿seguro?, hummmm, bueno, puede que no… pero bien mirado…

  2. Warp #
    2

    La toma de decisiones no es lo mío.

  3. Sua #
    3

    Pues, mira, a mi me gusta mucho la historia… de echo… yo tengo mi propia historia con mi bici de corredor

    Mi marido se empeña en que la venda, ( total, para estar en el trastero…)
    – Pues no la vendo.- Digo yo.
    El: Pues pintala…
    Yo: Pues no sé, no sé, déjala por ahora como está que está bien así.
    El: Pues vendela…
    Yo: Pues… va aser que no…
    ( llevamos así 20 años )
    La bici está preciosa como está, es de corredor, roja difuminada a blanco, hecha a medida por Marino Lejarreta en sus días…
    Y así seguirá porque es mi bici … y es ella y no más.
    Gracias

  4. 4

    Ni se te ocurra vender semejante joya!!!. Lo que si me gustaría, es que me mandaras una foto (de la bici).
    Gracias por comentar y saludos.

  5. jos #
    5

    Que grande eres Domi. Abrazos desde ZGZ