Mi bici, mi perro y el vuelo del búho

02

07 2010

Son las veintidós coma cero cero y me dispongo a salir con uno de mis perros para ejercitar sus músculos y a su vez, desgastar su maldita fogosidad. Lagotón, como así le llamo (en realidad se llama Lago), es un border collie tricolor que adoptamos en el “Centro Canino Internacional” ahora hace tres años. Es todo un campeón en mear y cagar por todos los lados. Le encanta comerse todo lo incomestible y al ser una de las razas más inteligentes, obedece sólo las órdenes que le da la gana. No soy Cesar ni Borja de Cuatro pero nos lo pasamos bien.

Lagotón se transforma cuando me preparo para coger la bici, el binomio que forman ésta y él es alucinante. Salimos a la calle y se coloca a mi izquierda y en paralelo, obedece todas las “sugerencias” que le hago sin rechistar. –¡Lago para! y se para. –¡Lago sit! y va y se sienta. –¡Lago despacio! y va despacio… y un montón de cosas más. Luego comenzamos a correr y su trote se convierte en carrera, sus orejas se echan hacia atrás y su mirada fija en la lejanía hacen que el animal y la bicicleta se fundan en un mismo ritmo. Después de unos mil quinientos metros de ida y otros mil quinientos de vuelta, llega a casa con la lengua limpiando el suelo y os aseguro que duerme toda la noche de un tirón… angelito!!!.

El búho nos lo encontramos todas las noches en la rama de un viejo almendro. Al pasar sale volando con su precioso cuerpo de plumas. Está en esta historia porque me quedaba bonito en el título del blog.

Foto: Clara / Música: Turista – Búho

Acerca del autor

Domiciano Brezmes de León

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://www.domibrez.com

11 Agregá los tuyos ↓

El comentario superior es el más reciente

  1. joan #
    1

    Para mi también son dos elemntos necesarios, mi perra y mi bici.

  2. 2

    Que bien que nos los pasamos con los perros.

    Saludos

  3. jose miguel iglesias #
    3

    y existe un estamento de personas que se llaman “cazadores”….los matan de mala manera….

  4. 4

    Hola José Miguel.
    Creo que no es el tema, pero de todas las maneras… AL DIABLO, NI MENTARLO!!!

  5. jose miguel iglesias #
    5

    HOLA DOMICIANO….SI NO ES EL TEMA….PERO YA QUE ESTAMOS HABLANDO DE ANIMALES….MUCHA GENTE NO SE ENTERA….DE ESTA TERRIBLE TROPELIA….QUE COMETEN….LOS CAZADORES …UNA MAYORIA DE ELLOS…Y QUE ME DICES DE LAS PERRERAS ILEGALES DE ESTA GENTE….AHI LOS ANIMALES SOBREVIVEN EN CONDICIONES MUY DURAS….ESTO HAY QUE PROPAGARLO…Y ALGUN BENDITO DIA ERRADICARLO

  6. guss #
    6

    Muy bello relato, y que me identifico, ya que me gustan las Bicis, y los perros.
    Que gran idea disfrutar de ambos a la vez.
    Por cierto, sabes que atándole la correa a la tija del asiento, en vez de al manillar; no te desestabiliza la conducción. Aunque bueno, quizá tu tengas otras formas de pasear juntos.
    Enhorabuena !

  7. 7

    Gracias guss.
    Pues siempre llevo la correa de la muñeca y la mano en el manillar, pero he leído sobre lo que tu me comentas y tengo que decidirme a probarlo.
    Gracias otra vez.

  8. 8

    Hola
    yo llevo a dos perros con la bici, uno a cada lado. Empecé llevando a uno solo, en el manillar, pero desestabiliza demasiado, era pequeño pero tenia (y sigue teniendo, pero menos) miedo a la bici. Descubrir lo del sillin fue la solucion: al estar tirando en el centro de gravedad, tu impulso hacia delante ayuda a contrarrestar el lateral del perro. Ademas es mejor para frenar pues tienes ambos manos libres, y el tiron no dará lugar a un cambio de dirección también peligroso. Tambien es importante dejar la correa justa para que no pueda cruzarse por delante o detrás de la rueda. Y por ultimo: el perro no va delante tuya en ningún momento,todo lo más a tu lado, con lo que también afianzas la jerarquia (Cesar y Borja’s concepts ;)). Espero que en tu ciudad tengas buena infraestuctura para ir con bici, por cierto, la mia es horrorosa “ciudad para coches”.

  9. 9

    Hola Ameise.
    Tienes toda la razón, hace tiempo otra persona (guss) me comentó el tema de llevar a los perros atados a la tija del sillín y la diferencia es muy grande.
    En cuanto a la infraestructura, la verdad es que va creciendo y hoy en día te puedes ir a cualquier lugar de Palma en bici, y te aseguro que es un placer.
    Saludos y gracias por tu consejo.

  10. 10

    Por cierto hay aparatos para fijar al perro al sillin, yo he comprado uno hace poco y voy en la gloria (el otro sigue con la correa 😉 ).
    Que gusto de infraestuctura. Aqui en Murcia el carril bici es como los ojos del Guadiana, aparece y desaparece en mitad de la nada ( o mejor, del tráfico motorizado) :S
    Otra cosa que he descubierto ahora es la posibilidad de enseñarles más órdenes: alguna para adelante, más deprisa…, izquierda, derecha, Stop… y disfrutan un montón. Y tu aprendes a distinguir cuando quieren hacer sus cosas (para no pegartela si frenan en seco)
    Que lo disfrutes!

  11. Yavesk #
    11

    A mí me pasa lo mismo. Mas en este caso, el perro soy yo Me transformo cuando cojo la bici: si estoy de mal humor, se me pasa. Si estoy preocupado, me despreocupo. Si tengo ganas de tirar, tiro (eso sí, lo que me permiten mis músculos y mi edad). Y cuando llego a casa, duermo de un tirón. La correa se la pondría yo a la bici para llevármela a todas partes.