La Ruta de las Avenidas

He descubierto un mundo de aventuras sin salir de la isla y gratis. No es la Ruta Quetzal ni Port Aventura, es la auténtica maravilla del Carril Bici de las Avenidas.

Es quizás la ruta más concurrida de la ciudad, sin contar con el ya ridículo carril bici que pasa por delante del antiguo edificio de Emaya.  Esta ruta tiene todo lo que se necesita para ser una gran aventura: subidas, bajadas, curvas a la izquierda, a la derecha, tiene pasos por las aceras, por la calzada, por detrás de las paradas del autobús… Quizás estas últimas son las zonas más peligrosas y arriesgadas por sus bruscas frenadas y eslálones al encontrarte con pobres aborígenes que salen del bus tranquilos y confiados. Otra atracción más que emocionante es aquella en la que salen máquinas enfurecidas del gran río hacia las calles interiores, es una sensación sin parangón el como te embisten sin alevosía ni nocturnidad. Algunas de estas grandes máquinas de hierro, que echan humos por sus culos, se sitúan en el medio del carril con un letrero luminoso e inocente que predica “es un minuto”, son muy peligrosas, ya que hacen que te incorpores a la gran corriente de maquinas devoradoras de fuel y te pueden arrastrar en sus remolinos.

No olvidemos las zonas de descanso/reposo/desesperación señalizadas por semáforos eternos que si los miras atentamente, creo que hasta sonríen ligeramente con una muesca socarrona. Pero lo que os recomiendo es probar a montar en bici  a la vez que esos cagaprisas, que siempre intentan pasarte en los lugares más peligrosos, demostrando de esta manera su virilidad.

Bueno, no sé si os gustará esta aventura, pero de alguna manera hay que pasar este verano de crisis y no-gasto. Para los menos aventajados/as os recomiendo usar casco, rodilleras, muñequeras, hombreras y más cosas terminadas en “eras”.

Foto: domibrez / Música: Harry Connick, Jr. – Blue Light, Red Light (Someone’s There)

Acerca del autor

Domiciano Brezmes de León

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://www.domibrez.com

11

07 2010

6 Agregá los tuyos ↓

El comentario superior es el más reciente

  1. Carlos #
    1

    Parece más arriesgada que la Ruta del Bacalao…

  2. Warp #
    2

    Doy fe.

    La zona más fea es la que va del mar a Plaza España. Cuando volteas la Porta des Camp te preguntas si esa cinta carmesí cumple con la normativa sobre medidas mínimas de carril bici. Tal vez en Liliput sea una autovía-bici. Aquí se queda en capilar-bici.

    La más divertida es desde Plaza España hasta la Riera, especialmente bajando Vía Alemania. El subidón de adrenalina que te da pensando si sobrevivirás una vez más este tramo es una pasada.

    Domi, si te gustan los deportes de riesgo, prueba la ruta Pere Garau con el mercado montado o, mejor, desmontando, con todas las furgonetas en cualquier posición, el demencial semáforo con la calle que va a Columnas, las cajas de cartón y plásticos tirados por todas partes, los peatones que _siempre_ miran al otro lado…

    Y el único cacharro a cuatro ruedas que admito en el carril es el artefacto de Emaya que lo limpia. Lo que no entiendo es la maldita suerte que tengo de encontrármelo siempre.

  3. 3

    Tú si que eres ridícula. Las españolitas/os con poco mundo llegan a ser cansinos, siempre ahogados en un vaso de agua.

  4. Warp #
    4

    Catalina, te has equivocado de blog.

  5. 5

    Si… yo creo que también…

  6. 6

    Hola Warp.
    El verano pasado bajaba siempre por Pere Garau hacia el mar y tuve que cambiar de ruta por lo mismo que tu cuentas. Aunque el carril es bastante bueno, la gente no lo respeta.