Déjame imaginar

Llegan noticias de los medios y llegan cargadas de datos, fechas, cantidades e informes. Todo se necesita justificar y nada se hace por nada, ahora te tapo la boca con esta cifra y mañana tu me la rebates con esta otra.

Que bonito sería entender que no se trata de cifras sino de otra cosa muy diferente. Entiendo que los “santos tomases” de si lo veo lo creo, no pueden más que empezar a pensar en el caos que puede representar esta cifras para la ciudad. Habrá bicicletas por todos los lados, por arriba, por debajo, por los lados y será un sinvivir. Quizás en algún caso tengan más que razón, pero de entre 30.000 siempre hay 100 que les importa un rábano las mínimas normas cívicas y por supuesto, lo pagamos unos 29.900. Pero paso, paso de las cifras, los datos y demás cosas de esas. Quiero pensar en tiempos venideros ya que estos que nos ha tocado vivir son, posiblemente, los más sucios y ruidosos en la historia de la humanidad. Joer, voy a nadar por la mañana y el fondo de la orilla está literalmente lleno de mierda (sin perdón).

Bueno… respiro hondo y cuento hasta siete o diez, vuelvo a pensar en ese teórico mundo mejor. Logro relajarme e imaginarme una ciudad sin humos ni ruidos sin caer, para nada, en algo utópico o romántico/pastoril.

Foto: domibrez / Música: Zenet – Las Causas Perdidas

Etiquetas: , ,

Acerca del autor

Domiciano Brezmes de León

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://www.domibrez.com

24

06 2010

2 Agregá los tuyos ↓

El comentario superior es el más reciente

  1. 1

    Esto es solo un acto personal. Tu mismo puedes dejar de contaminar como el más cerdo.
    Empezar a consumir lo que realmente necesitas, sin consumir hasta morir.

  2. 2

    Enhorabuena por el blog, esta lleno de cosas interesantes, y bellas Bicis, y otras fotos.