El frío León

10

03 2010

Hace unos días tuve que regresar a mi tierra de fríos inviernos. La tranquilidad palmesana se truncó con un preocupante acontecimiento, aunque este no es el tema.

Hoy quiero rendir homenaje al verdadero frío. Ese que curtió a celtas, astures y a la Legio XII Gémina romana conquistadora de la Galias de la France. Ese frío que esta mañana se me metió, maldita sea, por la espalda y me bajó hasta los pies, pegándose éstos en los pedales de mi vieja bici leonesa.

Al pasar a la vera de la centenaria catedral, un ligerísimo charco, completamente helado, hizo que la rueda delantera se marcara una pirueta con doble tirabuzón, sólo la pericia del que os escribe, hizo que me fuera al suelo. Me levante rápidamente, miré a ambos lados, asegurándome que nadie había presenciado tan tonta caída, me sacudí la manga y un poco el pantalón y monté rápidamente en la bici como si no hubiera pasado nada. Sólo los negros cuervos de la vetusta catedral me seguían con atenta mirada y seguro que con un único pensamiento… ¡qué pringao!. Pero no os riáis, que con un coche no lo hubierais arreglado con un simple limpiado de mangas y un ¡huy, que caída mas tonta!.

Como el camino me llevaba por el Barrio Húmedo, pensé que sería menester hacer una buena parada en el Racimo de Oro, taberna tabernera desde el siglo XVII, de paisanines y buen vino de chato tinto. Esta vez el calor de mi cuerpo no entró en el uso del carril bici sino en el disfrute de un Prieto Picudo y unas buenas sopas de ajo con pimentón que me sirvió el señor Laudelino.

Como os podéis imaginar, el resto del camino, fue un dulce paseo de gélida (-2º) mañana invernal, y la cuesta arriba hasta el hospital se me hizo más que pequeña, si cabe.

Saludos desde las tierras leonesas.

PD. Tengo que ir a Antimio de Arriba.

Acerca del autor

Domiciano Brezmes de León

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://www.domibrez.com

8 Agregá los tuyos ↓

El comentario superior es el más reciente

  1. Tomeu #
    1

    León es frío, pero el húmedo frío de mallorquín … es menos … pero a veces parece más.

  2. martus #
    2

    Hombre pues con el vino que te trincaste subirias algo mas alegre.
    Menos mal que nos sigues deleitando con tus andanzas, a veces, me pareces Don Quijote. ¿No eres hombre de otra época? ¿o es que tienes hambre de otros tiempos?.
    Un beso desde Palma, por aquí se te echa de menos.

  3. 3

    Nunca otros tiempos fueron mejores, aunque los avatares se empeñen en decir lo contrario.
    Besotones Martus.

  4. 4

    Tomeu, estoy totalmente de acuerdo… ¿me lo puedes repetir?

  5. David Cornejo Gonzalez #
    5

    Hombre pues hoy hemos catado nieve y todo, nos hemos parecido un poco a Leon, pero la verdad que aqui a humedad no hay quien nos gane, bueno a lo mejor Cadiz que con eso de ser una peninsula rodeada de mar tambien se las trae(bueno se nota que me sale tambien mi vena gaditana), en fin esta mañana me asuste al ver el -1 en el reloj de la farmacia del cami salard con copos de nieve incluidos algo inusual.Bueno ya me hubiera gustado a mi hacer una paradita como la tuya con unas sopas de esas calentitas y buen vino claro.

  6. Javeusk #
    6

    Oye, lo de la bici me parece ciertamente singular. Pero lo del Prieto Picudo me va más. Ya que un buen vino, en un buen sitio (y sin tener que aparcar) me sabe a Baco, o por ser más prosaico, me sabe a beso.
    Por cierto, hace años hice el camino de Santiago por el Norte y fue una delicia gastronómica y una pesadilla para las piernas. Y mi compañero, Carles, se cayó precísamente enfrente de la catedral del Salvador debido al urbayu (lluvia fina) en Oviedo y se partió el húmero (las alforjas también pesan. Allí acabó la aventura. Mas volvimos al año siguiente y llegamos a Santiago.
    Desde entonces, los pecados me fueron perdonados y ahora soy bueno y sólo, de vez en cuando, bebo buen vino…y recorro Ciutat en bici. You know!

  7. 7

    Hola David.
    Gracias por comentar. Seguro que en Cádiz también hay buenos sitios para hacer paradas bicicleteras…

  8. raul #
    8

    Buenas,
    Solamente saludarte como compañero ciclista de Palma, y como paisano que eres de León.

    (por cierto, donde consiguo aqui una buena biciecleta urbana?)

    Saludos…