¿Dónde dejo la bici?

24

02 2010

Un comentario de “Warp”, que ha hecho en el anterior blog, me da pie para pensar sobre un detalle importante en la conquista de la bici en nuestra ciudad. Warp comenta, “Conquistado -en parte- el carril bici, falta conquistar el aparcamiento vigilado. Es lo que echa para atrás a mucha gente. Yo puedo dejar la bici segura tanto en mi oficina como en casa. Pero muchos no pueden hacerlo. No me extraña que duden.” y es aquí donde hoy planteo este problema. En Europa (no me resistía a hablar de Europa, queda muy bien), muchos edificios están diseñados desde la idea de que sus habitantes son usuarios de la bicicleta y se reserva un espacio importante en una zona común para el alojamiento de éstas. No acaba la cosa ahí, las empresas también disponen de un espacio especial de aparcamiento vigilado. Por eso, no sólo son los estamentos públicos los que deben de velar por la diversidad del transporte de los ciudadanos, los empresarios también han de aportar su montoncito de arena. El beneficio para ellos podría ser interesante. Un empleado en forma, sin el estrés del tráfico y con la mente despejada, hace que se reduzcan considerablemente las bajas laborales. Yo no invento esto… “Mens sana in corpore sanum“, ya lo pensaban hace algunos lustros.

En fines, gracias -Warp- por aportar más ideas.


Acerca del autor

Domiciano Brezmes de León

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://www.domibrez.com

4 Agregá los tuyos ↓

El comentario superior es el más reciente

  1. Warp #
    1

    ¡Gracias a ti por tu blog! 🙂

  2. Osete44 #
    2

    Hola buenos días.
    En relación a los comentarios anteriores, me gustaría añadir que soy usuario de la bicicleta a diario, trabajo en una Administración pública y tenemos reservado una habitación en el interior del edificio donde poder dejar las bicicletas. Con lo cual somos pocos pero cada vez seremos vas….
    Un saludo

  3. 3

    Hola Osete44.
    Ante todo gracias por leer y comentar este blog.
    Soy un gran defensor de “lo público” y es alentador que se vean “brotes verdes” en la administración, ya que considero que sois los primeros en dar ejemplo al resto de la sociedad.

    Saludos
    Domiciano

  4. Warp #
    4

    En mi oficina (también soy funcionario) también han habilitado un espacio para dejar las bicis al lado del garaje, incluso han montado un aparcador, de los que metes la rueda delantera. Han tenido la buena idea de montarlo en una zona donde sólo entramos quienes trabajamos en el edificio.

    Es curioso, hoy vamos a despedir a una compañera que se traslada a la Península. Fue de las primeras en venir en bici al edificio y tras mi pareja una de las que me animó a pedalear de nuevo. Ahora somos suficientes para que nos hayan hecho caso y atendido las pocas necesidades que tenemos.

    En la tarjeta de despedida le he dejado el mensaje “No te bajes de la bici”.